Imagen Formulario Imagen Formulario
Prevención y Cuidado

Los 7 mitos del coronavirus

  • Comparte

En diciembre de 2019 se detectó en la ciudad de Wuhan (China) un brote de Coronavirus. Esta es una enfermedad que afecta el organismo causando síntomas similares a los de la gripe común, tos seca, fiebre, insuficiencia respiratoria, llegando incluso a provocar neumonía.

La OMS ha declarado una emergencia de salud internacional, debido a los casos registrados en países de Europa, África y América.

Esta situación ha inundado los medios de comunicación y redes sociales de información que no siempre resulta ser cierta.

Conoce los 7 mitos más comunes sobre el coronavirus

1. ¡Los paquetes recibidos desde China son peligrosos!

Una de las principales dudas que surgió con la propagación del virus era si existía riesgo de contagio a través de la mercancía recibida desde china.

La respuesta es no. La OMS ha desmitificado una serie de interrogantes. En este sentido, ha señalado que este tipo de virus no sobrevive mucho tiempo en paquetes o cartas. 

2. Las bajas temperaturas pueden matar el virus

Falso. Independientemente de las condiciones climáticas a las que esté expuesto, el cuerpo humano tiene temperatura promedio alrededor de los 36° o 37°. De manera que no hay motivos para afirmar que el frío pueda “matar” al coronavirus.

3. Los secadores de manos pueden matar el virus

Otro de los mitos que ha surgido es que los secadores de manos (que por lo general se ubican en los baños públicos) pueden matar el virus. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Connecticut revela todo lo contrario.

Estos aparatos pueden absorben bacterias y esporas que posteriormente expulsan directamente sobre las manos. De modo que es preferible utilizar toallas o papeles desechables para retirar la humedad y así garantizar una buena higiene.

4. Los vectores son agentes transmisores de esta enfermedad

Es cierto que algunos brotes de enfermedades (como por ejemplo el dengue o la malaria) se transmiten a través de zancudos o mosquitos. Sin embargo, no hay evidencia de que el coronavirus se propague de este modo.

Hasta el momento, se sabe que la expansión de esta patología, que genera síntomas de neumonía, se produce a través de la saliva o las secreciones de la nariz. Por ello, es indispensable que al toser o estornudar evites “taparte” con las manos. En su lugar, utiliza pañuelos desechables o cúbrete con el codo.

5. El coronavirus puede transmitirse a través de objetos

El virus COVID-19 puede sobrevivir en determinada superficie durante horas. Pero para que exista un riesgo de contaminación real, una persona infectada debe cubrir su boca con las manos al toser o estornudar, o hacerlo encima de un objeto.

Por ello, una de las principales recomendaciones para evitar la propagación del virus es lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o gel hidroalcohólico. De esta manera, las probabilidades de transmisión a través de monedas o billetes son menores.

6. El consumo de ajo puede prevenir el coronavirus

Si anteriormente has leído o escuchado esta afirmación, seguro ha sido en alguna cadena de WhatsApp. Y como ocurre con parte del contenido que se comparte por esta vía, esto es falso. 

El ajo es un alimento con múltiples propiedades. Sin embargo, hasta ahora no hay ninguna investigación científica que confirme que evite el contagio del coronavirus.

7. La vacuna contra la neumonía te mantiene protegido

Si bien es cierto que algunos pacientes han presentado síntomas de neumonía, la vacuna contra esta enfermedad no garantiza que una persona no se infecte. Hasta el momento, especialistas de diversos países trabajan en el desarrollo de una vacuna para contener el brote.

Ante esta situación que ha puesto en alerta a la comunidad internacional, es importante mantener la calma. No te alarmes por información que no cuente con respaldo científico. En su lugar, cumple con las recomendaciones de higiene dictadas por los organismos oficiales y gubernamentales. ¡Recuerda que la prevención está en tus manos!